Ropa interior por San Valentín, algo más que lencería

Ropa interior por San Valentín, algo más que lencería

Celebrar San Valentín es una excusa perfecta para renovar la relación. Esto no significa que haya que gastarse dinero, o que siempre deba hacerse lo mismo. Más bien lo que revitaliza una relación es lo inesperado, lo original y lo divertido.

Dicen que el noviazgo es física y el matrimonio química. Y no hay mejor química que tratar de incluir nuevas fórmulas a la combinación. En nuestro caso os proponemos sorprender a vuestra pareja con ropa interior. Una sorpresa que seguramente no espera y que puede avivar la calidad de la relación. Algunas personas tienen predilección por un color o por un tipo de diseño de la ropa interior de su pareja. Si lo sabes, estupendo, si no puedes tratar de averiguarlo. Pídele su consejo mostrándole alguna búsqueda en internet. En esto, como en todo, para gusto los colores.

El tipo de ropa interior que elija puede darte idea de cómo combinar su exposición. Lo ideal es incluir la ropa interior dentro de algún juego. Entre algunas ideas te proponemos crear un ambiente, introducir bebida y/o comida, elementos de juego o una estética integral.

Provocar risa también es una opción, especialmente si tu pareja está últimamente más seria o preocupada por algún motivo. La risa es un relajante natural y provoca sentimientos positivos. Puede que no sea lo más tradicional, pero al menos compartiréis un buen momento y se sentirá apoyada.

También puedes escribir algún mensaje en tu piel, por ejemplo con barra de labios. Una frase erótica o romántica puede ser tu pequeño regalo de San Valentín o un dibujo. La excusa, para el juego, tu nueva ropa interior.

Es la intimidad y complicidad del momento lo que provoca que la pareja se una y encuentre nuevas fortalezas.
Mirar ropa interior también puede darte una idea de las fantasías de tu pareja. Innovar puede sorprenderle tanto a ti como a él.
Saber que nuestra pareja ha dedicado tiempo a sorprendernos es una forma de demostrarnos amor y su fidelidad de compromiso.